Saltear al contenido principal

Un ilusionista indio desapareció este domingo tras sumergirse atado de pies y manos y con la boca vendada en el río Hugli a su paso por la ciudad de Calcuta mientras recreaba un truco de escape popularizado hace casi cien años por Harry Houdini.

Según algunos reportes, Chanchal Lahiri, de 41 años y conocido por su nombre artístico “Jadugar Mandrake” (El mago Mandrake),​ se deplazó en una embarcación hasta la parte más ancha del río, desde donde fue sumergido bajo el agua con una grúa.

Antes de comenzar, Lahiri explicó que él había logrado esta misma hazaña en una versión más difícil hace 21 años en el mismo lugar.

“Yo estaba encadenado adentro de una jaula de vidrio y me lancé al agua desde el puente Howrah. Demoré solo 29 segundos en salir“, dijo.

​Antes de comenzar, Lahiri explicó que él había logrado esta misma hazaña en una versión más difícil hace 21 años en el mismo lugar.

Reconoció que esta vez sería más difícil. “Si llego a liberarme, será mágico. Si no lo logro, esto será trágico”, apuntó.

Y esta vez, como diría Tu Sam, “el truco puede fallar”. El público que observaba el espectáculo comenzó a preocuparse tras esperar varios minutos sin que el mago saliera a flote tal y como estaba previsto.

En 2013, el ilusionista ya había realizado una acción similar en la que se sumergió bajo el agua dentro de una jaula, pero el público empezó a insultarlo una vez que vieron una puerta de salida en ese accesorio.

Algunos testigos afirmaron haber visto a Lahiri en el agua luchando por liberarse de sus ataduras y pidiendo ayuda. Momentos más tarde, equipos de emergencia acudieron al lugar y comenzaron a buscar al desaparecido.

El mago antes de ser introducido al río. Algunos testigos afirmaron haberlo visto en el agua luchando por liberarse de sus ataduras y pidiendo ayuda (AFP).

La operación de rescate continuó hasta la noche y debió ser interrumpida por la falta de visibilidad. Las autoridades indicaron que los buzos retomarían sus tareas este lunes, aunque creen que el cuerpo de Lahiri puede haber sido arrastrado por la corriente.

En 2013, el ilusionista ya había realizado una acción similar en la que se sumergió bajo el agua dentro de una jaula, pero el público empezó a insultarlo una vez que vieron una puerta de salida en ese accesorio. Se precisa que en aquella ocasión, Lahiri había recibido la autorización para llevar a cabo un espectáculo sobre un bote, aunque no reveló sus intenciones de sumergirse en el río ni preparó las medidas de seguridad necesarias para este tipo de truco.

https://cdn.mowplayer.com/player.js?code=v-mgpjdcp64yi

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js


FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba