Saltear al contenido principal

Se trata de Marlon Canales (38), procedente del occidental departamento de Santa Bárbara, que junto a más de 3,000 hondureños decidieron huir del país en una caravana migrante, por los altos índices de miseria y criminalidad que ha caracterizado al gobierno de Juan Hernández.

 

Honduras, Guatemala y México, cumpliendo la política migratoria de EEUU han aceptado el irracional título de “países seguros”, que los ha convertido en la guardia fronteriza enemiga de sus conciudadanos, debido a que éstos son los tres países de América Latina con mayor población inmigrante y migrante en y hacia Estados Unidos.

 

 

Agencias / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. Originario de Santa Bárbara, al occidente del país, Marlon Roberto Canales Enamorado (38) se cansó de vivir condenado al hambre y el terror de la criminalidad en Honduras, y el pasado 30 de septiembre Canales Enamorado se sumó a más 3,000 compatriotas que huyeron en una nueva caravana migrante hacia Estados Unidos, sin sospechar que era un camino sin retorno.

 

El 9 de octubre, las autoridades guatemaltecas, que han tratado como enemigos a nuestros compatriotas migrantes, informaron el hallazgo del cuerpo en estado de descomposición de un ciudadano de origen hondureño, que minutos después fue reconocido por su cédula de identidad: era Marlon Roberto Canales Enamorado.

 

Posteriormente, las autoridades trasladaron el cadáver del hondureño a la morgue de la ciudad de Puerto Barrios, donde deberán llegar sus familiares e iniciar el proceso de repatriación.

 

Esta lamentable pérdida se registra días después que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebrara que más de tres mil migrantes hondureños que organizaron una nueva caravana en busca del “sueño americano”, desistieran de su intento después de ser frenados en Guatemala.

 

NOTA DE INTERÉS: “INTERVENCIÓN DE GOBIERNOS” FRENÓ CARAVANA MIGRANTE, AFIRMA PRESIDENTE MEXICANO

 

“Afortunadamente no se continúa con la caravana que viene de Honduras”, dijo López Obrador el pasado 5 de octubre, tras explicar que los gobiernos guatemalteco y hondureño “ayudaron a convencer” a las personas de retornar a su país de origen, según él porque “no hay condiciones sanitarias” para el avance hasta EEUU debido a la crisis del nuevo coronavirus.

 

Honduras, Guatemala y México, cumpliendo la política migratoria de Estados Unidos han aceptado el irracional título de “países seguros”, que los ha convertido en la guardia fronteriza de Washington al sur de su territorio, aun cuando en el orden estos son los países de América Latina con mayor número de inmigrantes y migrantes en Estados Unidos, México, Guatemala y Honduras.

 

Estos tres gobiernos, se han convertido en los verdugos de sus ciudadanos que, en efecto, son quienes mantienen equilibradas sus economías y sociedades con las sumas multimillonarias que en remesas mandan a sus países y familiares. 

FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba