Saltear al contenido principal

Niño de 4 años fue víctima, pero bebé de un año sobrevive

Una mujer de 28 años de la ciudad de Barakhoyevo, Rusia incendió su propia vivienda cuando sus hijos estaban dentro.

La madre estuvo en estado de ebriedad y vio cómo las llamas consumían su hogar y sus hijos. El fuego fue controlado por los bomberos, pero un niño de cuatro años fue hallado muerto, mientras que la bebé de un año sobrevivió con graves quemaduras.

Según la investigación policial, la mujer discutía constantemente con su esposo y quería mandar a sus hijos al orfantao. En un ataque de rabia, consumió vodka y roció los muebles

y el piso con nafta para luego provocar el incendio.

El alcalde de Barakhoyevo, Victor Nechaev, contó que un vecino rompió la ventana para rescatar a los niños que lloraban.

Los policías encontraron al niño de cuatro años carbonizados debajo del sofá. Finalmente, la mujer fue arrestada en el mismo lugar y los vecinos aseguraron que se quedó parada, sin hacer nada para salvar a sus hijos.

Ella aseguró sentirse “liberada ya que no eran una bendición, sino un problema para ella”.

document.getElementsByClassName(“wp-post-image”)[0].style.display=”none”;


FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba