Saltear al contenido principal

A pesar de que son actitudes que deberían ser habituales, el hecho de vivir en una sociedad (muchas veces) egoísta lleva a que ciertos gestos merezcan ser destacados. Como lo que le sucedió a una jujeña que olvidó su celular en el taxi que había tomado junto con su hermana.

Las mujeres, según indicó una de ellas en las redes sociales, descendieron del rodado al que habían subido en el barrio Malvinas de la capital jujeña sin percatarse de que dejaron dentro un teléfono celular y unos auriculares.

Un rato más tarde, cuando se dieron cuenta de que no tenían los elementos con ellas, su madre se comunicó al celular olvidado, que fue atendido por el chofer, quien les indicó que estaba realizando un viaje, pero cuando dejara a su pasajero en su destino iba a pasar por donde las jóvenes se encontraban para devolverles el celular.

Así lo hizo, dejó el celular, los auriculares y se retiró. «La verdad flaco no sé quién sos, pero te lo agradezco un montón. Gracias por tu honestidad», escribió en el posteo que realizó en un grupo público de Facebook la jujeña en gratitud al accionar del conductor.

 


FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba