Saltear al contenido principal

Secuencia de impacto formador de la Luna


Secuencia de impacto formador de la Luna – MULLEN ET AL. THE ASTROPHYSICAL JOURNAL LETTERS


   MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) –

   Astrofísicos han realizado una simulación de la colisión de un impactador de masa planetaria con la proto-Tierra en los orígenes del sistema solar, creando un campo magnético formador de la Luna.

   En el caos que sigue a una colisión como la que sufrió nuestro planeta al inicio de su existencia, los escombros que no escapan se depositan en un disco alrededor de la joven Tierra, un disco que luego tomaría forma en nuestra Luna.

   Si bien el impacto gigante descrito aquí se ha simulado en detalle en el pasado, la mayoría de los modelos aún tenían que incorporar los efectos de los campos magnéticos en el impacto gigante y la posterior evolución del disco protolunar.

   En un nuevo estudio publicado en The Astrophysical Journal Letters, los científicos Patrick Mullen y Charles Gammie (Universidad de Illinois en Urbana-Champaign) desarrollan simulaciones de vanguardia que incluyen campos magnéticos iniciales débiles.

   Muestran que la turbulencia generada por la colisión en sí, el cizallamiento en la capa límite entre el campo de escombros posterior al impacto y la proto-Tierra, y la turbulencia en el componente de vapor del disco amplifican el campo a fuerzas dinámicamente significativas, informa la American Astronomical Society.

   La turbulencia impulsada magnéticamente promueve el transporte del momento angular en el disco protolunar. El material de escombros se acumula en la proto-Tierra, lo que hace que la formación de la Luna sea menos eficiente, mientras que el disco se ve obligado a extenderse a radios más grandes, enfriándose en su borde exterior. Los campos magnéticos aceleran la evolución del componente de vapor del disco protolunar y aceleran la formación de la Luna.

FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba