Saltear al contenido principal

Es un pequeña trauma por el que tienen que pasar todos los conductores alguna vez. Cierto es que fastidia sobremanera cuando el coche tiene pocos años y tiene una carrocería impoluta. Pero tarde o temprano aparecerá un arañazo en el lugar más insospechados. Es lógico. La carrocería del vehículo está continuamente expuesta y se daña con mayor facilidad.

Existen distintas formas para eliminar un arañazo del coche: kits de reparación, productos específicos e incluso algunos trucos caseros. Sin embargo, para elegir el método más adecuado para tu caso, es importante que valores la profundidad del arañazo, su extensión y el tiempo que ha pasado desde que se produjo.

Profundidad: Normalmente, la pintura del coche tiene varias capas sucesivas, por lo que es importante que valores cuál es la profundidad del arañazo de tu vehículo. La capa más externa es transparente y suele aportar únicamente brillo, a continuación está la capa de color, después la base y por último, la chapa de metal o acero. Debes descubrir hasta qué capa llega el daño del arañazo para determinar el tipo de trabajo que necesita para ser reparado.

Extensión: No es lo mismo un arañazo pequeño de unos centímetros que uno que ocupe toda la zona lateral de la puerta. Como es de imaginar, un arañazo pequeño es mucho más sencillo y cómodo de reparar, además de que probablemente puedas hacerlo tú mismo, sin la necesidad de acudir a un taller especializado. No obstante, los arañazos que abarcan grandes extensiones son muy difíciles de tratar para que presenten un buen resultado en cuanto al color y al brillo. En estos casos, lo mejor es que acudas a un profesional.

Tiempo: El tiempo es un factor muy importante a la hora de eliminar un arañazo del coche, puesto que cuanto antes actúes, mejor quedará el resultado. Si el arañazo es muy reciente es mucho más sencillo de limpiar, valorar y reparar, mientras que si dejas pasar el tiempo, el arañazo se oxidará y ensuciará.

Tras valorar estas tres características, ya podrás recurrir al modo más adecuado para reparar el arañazo de tu coche. Ten en cuenta que las formas más rápidas y cómodas las encontrarás en los talleres, concesionarios y servicios de postventa de los fabricantes de vehículos. Sin embargo, una reparación casera también puede ser útil en los casos de arañazos poco profundos o micro arañazos. A continuación te contamos cómo eliminar los arañazos pequeños de la chapa de tu coche en 5 sencillos pasos:

  • Limpia y seca muy bien el coche. A continuación, realiza una valoración del daño.

  • Con un pincel de retoque y con pintura idéntica a la de tu vehículo, pinta el arañazo con paciencia de manera limpia y cuidadosa.

  • Deja secar la pintura, teniendo en cuenta las recomendaciones del fabricante.

  • Lija el arañazo con intensidad y humedeciendo constantemente la zona. Acaba este paso puliendo muy bien la zona.

  • Por último, recupera el brillo de la zona reparada aplicando la cera más adecuada para tu automóvil.

– Recuerda que estos trucos caseros no son válidos si los arañazos son profundos y extensos.

FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba