Saltear al contenido principal

Por: John Moran Robleda

Hay un mito que está bien sembrado en las mentes de la ciudadanía y eso es el mito de que el socialismo es una revolución del pueblo y para el pueblo. Y la ironía de todo esto es que los propagadores máximos de este mito son nada más que la academia, medios de entretenimiento, y los medios tarifados. O sea, el mismo sistema lo promueve.

Si supieran la verdad – que el socialismo es en realidad un movimiento ingeniado, operado y financiado por élites ultra ricas.

El socialismo (también conocido como Globalismo y es lo que se usa para los que no están atrapados en el paradigma falso de “derecha” y “izquierda”), en pocas palabras, equivale a las élites ultra ricas (representadas por el Consejo de Relaciones Exteriores, la Comisión Trilateral, Bilderberg, Davos etc.) poseyendo el mercado libre – capitalismo de mafiosos y gánsteres, donde el sistema es amañado a favor de estos – y eliminan la competencia y crean gobiernos centrales más poderosos y globales.

Oculto en el plan está la concesión a las megacorporaciones de un dominio mayor sobre el estado, y de hecho, sobre países. Soberanía es un obstáculo e innecesario. Este es un hecho clave.

Bajo el socialismo, el poder de las megaempresas es la proa de un barco que navega y conquista las economías del mundo. ¡Y qué plan que tienen guardado para nosotros seres mortales!

Los delitos corporativos transnacionales y de sus lacayos que manejan los gobiernos del mundo para ellos quedan impunes.

¿Se han preguntado porque durante este “plandemia” y encierro forzoso de humanos aquí en Honduras que los negocios que fueron permitidos a funcionar por ser “necesario” fueron transnacionales y sus análogos hondureños aquí. Walmart y La Colonia son los emblemáticos. Pero las pequeñas empresas no afiliadas con transnacionales y el 1% de Honduras, las pulperías, etc estaban FORZADOS a cerrar y no funcionar, hasta quebrar. Miles fueron sacrificados para una elite global y sus lacayos hondureños.

Contrariamente a la creencia popular, la verdadera agenda del “socialismo” no tiene nada que ver con el enjuiciamiento de esos crímenes.

Lo que nos han enseñado y que es propagado por los medios que son propiedades de la elite es la versión FALSA. Divide y conquistarás, como dice el lema.

Monsanto, Microsoft, Facebook, – todos son componentes del socialismo VERDADERO: la versión real, no la falsa. Y forman parte de una red de personas ocultas no electas llamados “Deep State”, algo que hasta el Cardenal Viganó de la Iglesia Católica está declarando estar en contra y reconoce que existe. Los Oligarcas —banqueros, directores generales de megaempresas, financistas, líderes gubernamentales, agencias de inteligencia, academia, médicos, tecnócratas — se confabulan para eliminar la competencia para que puedan estar solos en la cima de la montaña. Y llaman a este arreglo SOCIALISMO. PROMOCIONAN el socialismo en todo el mundo.

“Socialismo” siempre fue un medio hacia un fin para un Cabal de elites globales. Y ellos han tenido y tienen otras vías totalitarias – democracia social (los Mencheviques), Bolchevique, fascismo, Marxismo cultural, Socialismo del Siglo XXI. Todos van por el mismo fin.

Así que, el socialismo es POR, PARA y DE las élites ultra ricas. No es un movimiento en nombre de los oprimidos. Es un mecanismo PARA oprimirnos. Es feudalismo esclavista.

Hay dos maneras de engendrar y presionar que se realice esto. Y lo estamos viendo acá en Honduras y todo América Latina – ahora en los EE. UU.: presión desde arriba y presión desde abajo. Ambos manejado y financiado por las mismas elites.

La presión de arriba proviene de individuos secretos y ostensiblemente respetables en el gobierno y el sistema dirigente [de élite globalista], formando, con las turbas radicalizadas en las calles de abajo, una pinza gigante alrededor de la sociedad de clase media. Los alborotadores callejeros son peones, testaferros, títeres y engañados para una oligarquía de conspiradores elitistas que trabajan desde arriba para convertir al gobierno que da imperfectamente algo de libertad en un gobierno ilimitado con control total sobre nuestras vidas y propiedades.

Dirían. “¡Pero eso es lo que LIBRE quiere!”. No. Es lo que la elite quiere para Ud. y responden a un poder más alto que ellos. Es solo cuestión de vía no de fin.

La clase media está siendo aplastada. En las calles tenemos grupos “revolucionarios” declarados. Sean las turbas de LIBRE o ANTIFA y sus asociados LGBT en los EE. UU., prácticamente todos los miembros de estos grupos creen sinceramente que están luchando contra el sistema dirigente (el “Establishment”. En realidad, son un aliado indispensable del MISMO sistema dirigente en la imponiendo lo totalitario sobre nosotros. Los radicales ingenuos piensan que bajo el “socialismo” el “Pueblo” se manejará todo. En realidad, será una camarilla de “Insiders” (oculto en las sombras y bien conectado) en control total, consolidando y controlando toda la riqueza. Es por eso que, estos Lenins, Trotskys se les permite vagar libremente y prácticamente nunca son arrestados ni procesados. Están protegidos. Si son capturados es teatro político. Si el sistema dirigente [de élite globalista] quería detener a los revolucionarios, ¿cuánto tiempo crees que serían tolerados?

Así fue bajo los bolcheviques en la Rusia de los Zares, los hitlerianos (NAZI) en Alemania Weimar y Maoístas en China del Komundang.

Entonces esta distopía totalitaria puede venir sin sangre vía mencheviques (un sector la clase política imponiéndolo mafiosamente). Y si fallan o traicionan están los bolcheviques listos para hacerlo. El Cabal tienen todo amañado a para favor. Militares, médicos, abogados, periodistas, académicos listos para asumir su rol y hacer su deber – y no para el pueblo.

No olvidemos la influencia de Eduard Bernaise y su receta para una publicidad exitosa ante las masas (psyops): repita el mismo mensaje una y otra vez, de modo que se hunda en la mente y forme una falsa impresión de verdad. Hitler dijo lo mismo de otra manera.

Así ha sido con el mensaje básico del socialismo. «Esta es una forma de gobierno que finalmente servirá al Pueblo. Es el Pueblo levantando para tomar las riendas del poder».

Una vez que esa noción se fija rígidamente en la conciencia, es imposible creer que el socialismo realmente emana de la élite de la élite.

¿Qué sucederá cuando suficientes de esos que quieren derribar las estructuras del sistema nihilistamente, se den cuenta de que esos mismos hombres que alegan derrumbar los están financiando en las calles?

En otras palabras, los grupos de «movimientos sociales», que afirman estar luchando por un mundo mejor, están haciendo lo que quieren los Oligarcas. Inconscientemente o a propósito.

Idiotas útiles.

El socialismo nunca se ha tratado de derrocar líderes hambrientos de poder. Su pretensión de igualdad y compartir y cuidar es una tapadera para el totalitarismo de unos pocos, para el beneficio de unos pocos.

Karl Marx expresó la necesidad absoluta de una fase de «transición» llamada «dictadura del proletariado».  Hitler solo sustituyó proletariado por otra cosa. No hubo gobierno de transición. Había la misma vieja oligarquía con otro nombre, eso es todo.

En realidad, existe una gran diferencia entre lo que los promotores definen como socialismo y lo que es en la práctica real. La idea de que el socialismo es un programa de compartir la riqueza es estrictamente una maña para que la gente entregue su libertad a un gobierno colectivista todopoderoso tecnocrática. Mientras que los Oligarcas nos dicen que estamos construyendo algo mejor, algo más humano, en la tierra, en realidad estamos construyendo una cárcel para nosotros mismos.

Cuando un CEO de una megaempresa, cuya compañía está en serios problemas financieros, mágicamente obtiene un préstamo gigante a través de un amigo, y cuando esa corporación continúa contaminando la tierra y destruyendo vidas, y mientras la agencia gubernamental que debería estar enjuiciándolo a la prisión se encuentra no hace nada y lo encubre, eso es socialismo en la práctica. Es real. 

Es posible que el gobierno no posea oficialmente tales corporaciones, como en la definición clásica del socialismo, pero en la cúpula, el gobierno y las corporaciones más grandes están cooperando, como una sola. Es una distinción sin diferencia.

Globalistas y su visión de orden mundial, transhumanista, tecnocrática y culturalmente marxista – eso es la culminación del socialismo. Es la agenda de la elite política de Honduras con quienes se han unido y trabajan para implementar aquí en el país.

Socialismo viene en color azul.

Feminismo, LGBT y todo marxista cultural no es agenda solo de bolcheviques. Tiene color AZUL. El “Deep State” es complejo.

Hace medio siglo, cuando había una clase media moderada, los de la «izquierda» buscaban redes de seguridad social más fuertes y más inversión pública en escuelas, carreteras e investigación. Los de la «derecha» buscaban una mayor dependencia del mercado libre.

Pero a medida que la riqueza y el poder se han concentrado en la cima, todos los demás, ya sea en la vieja derecha o en la vieja izquierda, se han quedado sin poder y menos seguros. Las redes de seguridad se han desmoronado, las inversiones públicas han disminuido y el mercado libre ha sido tomado por el capitalismo de mafiosos. Los estados son más autoritarios.

Mientras la oligarquía divida a los hondureños no tendrán que temer que una mayoría les impida saquear la nación.

“Divide y vencerás” permite que la oligarquía tenga rienda suelta. Nos hace títeres al resto de nosotros, luchando entre nosotros en un escenario inventado.

Pero la humanidad despierta. Los falsos “derechas” y falsos “izquierdas” son enemigos de todos los hondureños porque ellos trabajan para el mismo amo y fin. Hondureños independientes de estatus, raza, su orientación política, etc. deben unirse contra lo que viene y el poder de la narrativa falsa, recuperar el poder, y crear una Honduras mejor. Recuerden:

La división es hecha por hombres en el poder * La división está diseñada para mantenerte impotente * La división está diseñada para mantenerlos luchando entre sí * La División está diseñada para mantenerte esclavizado * La narrativa te tienen atrapado * Ninguna persona está por encima de otra * La Unión hace la fuerza * La unidad es la humanidad * Confiar en ti mismo * Piensa por ti mismo * Solo cuando las personas buenas [colectivamente] se unan ocurrirá un cambio positivo  – Q

CORTESÍA FUENTE PERIODÍSTICA

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba