Saltear al contenido principal

El diseñador canadiense Andrew Greenbaum y su colega Ian Felton lanzaron un flotador con un toque macabro.

Como parte de su proyecto “Pom Pom Floats”, el producto se asemeja a un ataúd, aunque es de color rosa vibrante, y puede camuflarse perfectamente en la playa o la piscina.

Según Greenbaum, la idea se les ocurrió hace unos tres años, cuando definieron su trabajo en cuatro palabras: divertido, despreocupado, satírico y extraño. Desde entonces, han estado trabajando en el concepto de flotador-ataúd, hasta que finalmente cobró vida.

“Hace poco encontré a alguien que podía hacerme una muestra, y avanzamos a todo ritmo”, dijo Greenbaum. “Es un proyecto super divertido”.

Si querés uno (sabemos si), podés encontrarlo en Kickstarter, donde el producto puede ser tuyo por USD 120.


FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba