Saltear al contenido principal

energia

 

Las personas aficionadas al esoterismo saben que el hombre, en esencia, es un mecanismo bioenergético, capaz de absorber energía, transformarla y liberarla. Podemos decir que una persona es un conductor de energía. Sus extremidades son antenas  y la sangre es un electrolito. Como cada conductor de energía, se forma un campo de energía alrededor del cuerpo. Al mismo tiempo, muchas cosas se atribuyen a la interacción del hombre y la energía que no son ciertas. 

Por Cluber
Traducción libre por lapatilla.com

El hombre es conductor y convertidor de energía.

En primer lugar, muchos están seguros que una persona es capaz de generar energía. Sin embargo, en realidad esto no es cierto. Una persona solo puede conducir y convertir energía, dotándola de ciertas vibraciones durante el tránsito por su cuerpo.

La ley de la termodinámica también establece esto: “La energía no se puede crear ni destruir. Solo se puede transformar de una forma a otra”. 

Es decir, en el Universo hay un enorme suministro de energía que nutre todo tipo de formas de vida en nuestro planeta.

¿Por qué entonces las personas se quejan tan a menudo de falta de energía? 

No toda la energía que nos rodea es adecuada para el humano. Después de todo, las criaturas vivientes no pueden alimentarse del aire o piedras, aunque esta sea una forma peculiar de energía. Una persona no puede comer electricidad conectándose a una toma de corriente. Es decir, las energías toman diversas formas y no todas ellas pueden llenarnos.

Flujo de energía hacia abajo y hacia arriba

Dado que todos somos conductores, para que la energía pase a través de nosotros, es necesario conectarse a una fuentes. Convencionalmente, se pueden dividir en dos tipos. 

Está el Cosmo que proporciona energía superior y la Tierra que proporciona energía inferior. Estas son las principales fuentes de energía, que nos brindan salud e inspiración que contribuyen a nuestro éxito y felicidad.
 
El espacio nos nutre con una carga positiva. Llena los tres chakras superiores de nuestro cuerpo (sahasrara, ajna y vishudha). 
En cuanto a la Tierra, nos alimenta de energía de polaridad negativa, llenando los tres chakras inferiores (manipura, svadhisthana y muladhara). 

Pero el séptimo, el chakra (anahata), ubicado en el corazón, tiene carga cero. Aquí las energías se encuentran y se mezclan.

El desequilibrio de energía dentro de nosotros.

Todo lo anterior indica claramente que es en el corazón donde hay un equilibrio de energías, lo que significa que cuando se requiere una decisión equilibrada de una persona, debe tomarla desde el corazón.

Pero esta es una teoría, y en la práctica, rara vez alguien tiene un equilibrio energético en su corazón. La mayoría de las personas tienen un sesgo en una dirección u otra. 

Para una mejor comprensión del problema, considere lo que la energía del cosmos y la energía de la Tierra le dan a una persona.

Tierra

La energía de la Tierra le da a una persona todo lo que necesita para existir en el mundo material. Es la energía del materialismo que respalda nuestra salud física, fortalece el bienestar financiero y nos ayuda a mantenernos firmes. 
Esta energía es la base de nuestra existencia en el mundo material. 

No es sorpresa que la mayoría de las personas tiene un sesgo energético con dirección ascendente, es decir, energía de la Tierra.

Cosmos

La energía del cosmos le da espiritualidad al hombre. Es responsable de la inteligencia y la creatividad, el desarrollo y la tranquilidad. Además, la energía del cosmos le da a la persona intuición y habilidades extrasensoriales. 

Obviamente, estos valores son menos importantes para la persona promedio en el mundo material y, por lo tanto, no hay nada sorprendente en el hecho de que la corriente superior o descendente sea más débil.

Cómo identificar el desequilibrio

El hecho de que el equilibrio energético de una persona se ve alterado se puede observar en casi todas partes. 
Al observar a nuestros conocidos, podemos dividirlos fácilmente en materialistas severos y soñadores descuidados que están constantemente en las nubes. 

Ambos sufren de desequilibrio existente.

Las personas que sueñan y deambulan mucho en el mundo de fantasía, por regla general, no logran nada en la vida y sufren problemas con el dinero y la mala salud. 

Los materialistas están bastante bien, pero tienen dificultades para construir relaciones con los demás y ganar tranquilidad.

Exceso y falta de energía

Por qué la energía fluye de algunas personas como una fuente, mientras que otras se sienten constantemente escasos. 
Resulta que la cantidad de energía depende del diámetro del “tubo” a través del cual se suministra la misma energía.

El canal a través del cual recibimos energía del Cosmos y la Tierra es diferente para todos, y se forma incluso antes de nuestro nacimiento dependiendo del Karma. Cuanto más difícil sea el karma, más estrecho será el canal.

Lo que es característico es que en el exterior el canal es igualmente ancho para todos, pero dentro de cada persona hay un canal diferente. Si el canal está sucio y obstruido, esto reduce significativamente su capacidad de transmitir y absorber energía. 

Para expandirlo, debes trabajar  en ti mismo, corrigiendo tu karma y eliminando los bloqueos que interfieren con el movimiento del flujo de energía.

No siempre podemos usar la energía disponible

Finalmente, hablaremos sobre un hecho interesante: Resulta que un amperímetro convencional, puede medir el nivel de energía humana. 
Es suficiente conectar dos cables del dispositivo a unas placas de metal y tomar las placas de metal con sus manos, y el dispositivo mostrará números que indicarán su nivel de energía.

Por lo general, las personas que ya tomaron este consejo y midieron sus propios niveles de energía en diferentes momentos del día y bajo diferentes circunstancias se sorprendieron bastante. 

En algunos casos, después de un día duro, cuando una persona fue “exprimida como un limón”, el amperímetro mostró niveles muy altos de energía. Pero ¿qué indica esto? Pues solo puede explicarse por el hecho de que nuestro potencial energético no siempre es correlativo a nuestra condición.

¿Qué nos impide usar la energía disponible?

Los practicantes esotéricos llegaron a la conclusión de que todo está en el “nivel de nuestra conciencia”, es decir, en el nivel de desarrollo espiritual, así como en nuestro karma. 

Todos los problemas provienen de la cabeza, lo que significa que nuestros prejuicios, miedos y bloqueos nos impiden obtener acceso a la energía que hay en nosotros.

Obviamente, hay otros bloqueos en la cabeza que interfieren con nuestra autorrealización, la realización de ideas y planes interesantes. 

Quizás cuando logremos un equilibrio de energía, expandamos el canal y eliminemos los bloqueos, encontraremos verdadera armonía y felicidad.
 

The post Secretos de la energía humana que callan los esotéricos  appeared first on LaPatilla.com.


FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba