Saltear al contenido principal

“¿Y si hacemos un sándwich gigante para el cumpleaños de Lucía”?, se preguntaron los dueños de la panadería Santa Bárbara de Hurlingham. Es que había que festejar el cumple de la hija de José Luis Ruiz, el dueño del negocio que funciona desde 1982 en Villa Tesei.

De la idea al horno terminó cocinándose un sándwich de milanesa de 4,33 metros. Y ahora van por su próxima creación: uno de 6 metros para compartir con todos los vecinos del barrio.

“Surgió un día cualquiera como una cosa de chicos. Mi hijo y mi nieto hicieron un pan de un metro para comer un sándwich entre ellos”, cuenta José Luis. El pan se cocina en un horno de leña de 7,40 metros. “El molde es una canaleta que encontré un día en la calle y que cargué en la camioneta por si en alguna oportunidad la necesitaba para hacer algo”, señala el dueño. “Justo a los pocos días, se acercó una señora diciéndome que necesitaba un pan grande, así que la implementé”, agrega.

Aunque la idea parecía ser algo del momento para saciar el hambre, se convirtió en un fenómeno de la panadería del barrio. Y a su vez, en una original alternativa para cumpleaños con gran cantidad de invitados o para comidas familiares muy numerosas.

“A la semana siguiente, hicimos un pan más grande que alcanzó el metro y medio. Después, uno de dos para comer entre 25 familiares que juntamos”, explica José Luis. Y continúa: “A medida que fue corriendo la noticia empezaron a llegar los encargues de las personas del barrio”.

Para el cumpleaños de Lucía, hija del panadero, decidieron hacer uno de 4,33 metros para compartir con 40 personas. Puede que imaginarse de esa longitud cueste un poco o suene raro. Es que 4 metros equivalen a dos jugadores de básquetbol acostados, ni más ni menos.

“Mi hija estaba en duda, no sabía si convidar a los invitados con la comida típica como sandwichitos comunes, pizza o empanadas, o deleitarlos con este mega sándwich”. Y así fue como el domingo 11, día de elecciones, todos probaron la creación de la familia Ruiz, que contiene más de 10 milanesas de carne y pollo, una gran cantidad de lechuga y rodajas de tomate.

“Vamos por más”, se desafía el dueño. “Tenemos pensado hacer uno de 6 metros para convidarle a todo el barrio. Queremos que lo prueben y nos cuenten qué les pareció”, cuenta José Luis, muy entusiasmado. “Pensamos hacerlo un día que esté soleado y no haga frío porque nuestra idea es convocar a la gente al aire libre, ya que se nos hace más fácil para entregarlo”.

Fuente: Clarín.


FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba