Saltear al contenido principal

DANLÍ, El Paraíso. Por fin, después de 44 años de haberse construido lo que en 1976 se calificó como la súper carretera de oriente, ahora (CA-6), también conocida como panamericana por la conexión con los demás países de área, surge una luz de esperanza con el inicio de los trabajos de reconstrucción, tras largos años de espera y lucha.

La vida útil de las carreteras en Honduras son de cinco años, en el caso de esta vía se mantuvo en buenas condiciones por espacio de 10 años, lo que significa haber esperado 34 años para que el gobierno atendiera el justo reclamo de la población.

Para este logro hubo muchos gestores, la crítica sistemática de los medios de comunicación, caso específico de LA TRIBUNA que púbico sendos reportajes sobre el deterioro sistemático de la carretera y la urgencia de integrar la región al desarrollo con el resto del país, tomando en consideración que por esta vía transita gran parte del comercio inter-centroamericano.

Amplia y moderna lucirá la carretera CA-6.

Es importante mencionar las comisiones permanentes conformadas por los diferentes sectores sociales que no desmayaron en el intento, a través del Comité de gestión, inicialmente con el Comité danlidense de Desarrollo y representantes de la sociedad civil, entre otros Vicente Blandón, José León Aguilar, Carlos Castillo, Mario Duarte y otros ciudadanos que emplazaron continuamente a las autoridades departamentales para que se convirtieran en gestoras del proyecto. El obispo José Antonio Canales, de la Diócesis de El Paraíso, también se convirtió en un crítico permanente sobre el abandono de la región.

Tras varias reuniones con el Presidente la República Juan Orlando Hernández y ministros, se obtuvo formal promesa del gobierno para el inicio de los trabajos de reconstrucción y ampliación de un tramo de 25 kilómetros, comenzando desde esta ciudad hasta el desvío de Morocelí, esta sería la primera etapa de los 96 kilómetros desde Tegucigalpa.

Actualmente desde la salida de Tegucigalpa hasta El Zamorano se realizan bacheos constantes, además de los acondicionamientos de varios tramos con fallas geológicas con el apoyo financiero del gobierno de Japón en los sectores de La Montañita, El Chagüite y el último entre la comunidad de La Joya y La Cuesta de Neteapa.



FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba