Saltear al contenido principal

Los equipos de emergencia utilizaron martillos perforadores para sacar a la niña Crédito: The Sun Online

 

Una niña de seis años fue succionada por una bomba de la piscina y quedó atrapada durante tres horas en agonía mientras estaba de vacaciones en la Costa del Sol, afirma su familia.

Por THE SUN

Traducción libre de lapatilla.com

La aterrorizada Zara Clarkson tuvo que mantener su cabeza por encima del agua durante horas mientras los bomberos armados con martillos neumáticos atravesaban el muro de hormigón de la piscina para liberarla.

El brazo de Zara Clarkson fue absorbido por la piscina mientras nadaba durante unas vacaciones familiares Crédito: The Sun Online

 

Desde entonces, el brazo de la niña se ha hinchado tres veces su tamaño normal, y los médicos temen que pueda haber sufrido envenenamiento de la sangre por la succión.

Papá Zack, de 46 años, de Manchester, dijo: “Zara entró en pánico y gritó” papi, la piscina me está chupando”.

Zack dijo que su instinto había sido sacar el brazo de su hija, pero luego supo que corría el riesgo de causar un daño aún mayor.

Le tomó horas a los servicios de emergencia liberar a la pequeña Zara del filtro Crédito: The Sun Online

 

En cambio, se quedó mejilla a mejilla con Zara manteniéndola tranquila mientras los servicios de emergencia intentaban abrir el sistema de drenaje de la piscina.

El brazo de Zara quedó muy dañado después del susto de las vacaciones familiares Crédito: The Sun Online

 

“Ella es una niña valiente, pero por supuesto, pero ha tenido un efecto en ella, está realmente molesta y nos ha dicho que nunca quiere volver a nadar”, comentó su padre.

El padre y la hija estaban disfrutando de sus primeras vacaciones familiares en la villa de lujo en Estepona con la hermana gemela de Zara, Lucy.

Zara fue probada por doctores que temían haber sufrido daño renal. Crédito: The Sun Online

The post Pasó el peor día de su vida tras ser succionada por la bomba de una piscina (Fotos) appeared first on LaPatilla.com.


FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba