Saltear al contenido principal

Inició su viaje en compañía de su tío, de apenas 17 años de edad, uniéndose a una caravana de migrantes quienes tiene como destino final los Estados Unidos.

El “infierno” que viven los menores de edad que escapan de Honduras, muchos de ellos acompañados de sus padres, en busca de una “mejor vida”, viven una situación compleja. Tal es el caso de Ángel David Quintanilla Sánchez, un niño de 12 años, quien perdió una de sus piernas al caer de un tren a comienzos de este mes.

Ángel David es hondureño y perdió una de sus piernas cuando viajaba sobre “La Bestia”.

Él y su tío, abordaron el tren conocido como “La Bestia”, sin saber que dicha decisión terminaría por costarle una de sus extremidades.

Actualmente Ángel David se encuentra interno en un hospital de México, luego que los médicos se vieran obligados a amputarle la pierna para salvar su vida.

Pero la desgarradora historia de Ángel no es la única, numerosos hondureños han quedado lisiados tras caer de “La Bestía”, u otros han muerto en el río, reseñan medios mexicanos.

Las autoridades mexicanas están a la espera de que los familiares del menor acudan a México para acompañar al menor, quien debido a lo delicado de su condición recibe cuidados especiales.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

document.getElementsByClassName(“wp-post-image”)[0].style.display=”none”;


FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba