Saltear al contenido principal

Confirman la muerte del niño hondureño de 7 años que trataba de cruzar el Río Bravo. Ezequiel Bonilla era originario de Honduras y fue declarado como desaparecido cuando intentaba cruzar el peligroso río. Sus padres, que viven en Georgia, lloran su lamentable muerte.

Elementos de Bomberos de la ciudad de Eagle Pass realizaron una movilización en el sector Rosita Valley, cerca del Casino, para rescatar el cuerpo.

Lamentablemente en este caso la víctima es un menor de edad, ya que hasta ahora, los migrantes ahogados habían sido adultos.

Familias de centroamericanos, entre ellos niños, siguen cruzando a diario al río para ingresar a Estados Unidos arriesgando sus vidas.

Ezequiel Bonilla murió al tratar de cruzar la frontera ilegalmente en una balsa que se volteó el miércoles de la semana pasada en el área de Piedras Negras, en la frontera entre México y Texas, dijo la familia a Univision 34 Atlanta.

Miriam Melgar, madre del menor, dijo que la familia decidió salir de Honduras debido a las deudas que contrajeron por una condición médica de su hija menor.

Ezequiel salió del país centroamericano un mes después rumbo a Georgia, junto a cuatro familiares.

La familia estaba en entrevista con Univision 34 Atlanta este lunes y había dicho que aún tenía esperanzas de que el menor estuviera con vida, cuando recibieron la llamada en la que se confirmaba la muerte de Ezequiel.

La noticia sumergió en el dolor a los padres del ni´ño, quienes dijeron que el pequeño era muy aplicado en la escuela y daba mucho amor al prójimo.

document.getElementsByClassName(“wp-post-image”)[0].style.display=”none”;


FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba