Saltear al contenido principal

Monigotes de año viejo son protesta y esperanza de olvido de un periodo triste para las familias hondureñas

En la víspera del nuevo año, miles de hondureños depositan su tristeza, decepción y malos recuerdos del año que está por terminar en los monigotes o año viejo, para ser quemados a la media noche de este 31 de diciembre y recibir el 2021 con nuevos brillos de prosperidad, está alegre tradición se ha convertido es protesta política y una forma de desahogar el sinsabor que dejan los gobiernos a su paso.

Los danlidenses no se quedan atrás y su ingenio causa alegría entre niños y adultos por la tradicional quema del monigote, en colonia Bella Vista de Danlí cientos de visitantes llegan a disfrutar de este monigote y hasta su fotografía se llevan de la figura caricaturesca de Marco Bogran y sus hospitales Móviles representados por una carpa donde muchos hondureños bajo sol y agua perdieron la vida abatidos por una enfermedad y las malas condiciones de atención en salud recibidas en medio de la pandemia por Covid-19.

En la Colonia La Ceibita en la casa de la señora María Luis Gómez otro monigote ha causado impacto, pues refleja la tristeza de la pandemia que este año separó separó a las familias y miles de ellas las lleno de luto, alejó los niños de sus centros de estudios y reveló la podredumbre de algunos funcionarios públicos que en medio de la crisis de salud se aprovecharon del erario público, estos monigotes o año viejo serán quemados en punto de las 12:00 de la noche de este 31 de diciembre como un ritual indicando que pasando por el fuego purificamos y olvidamos un amargo año y triste para darle paso al nuevo año con la esperanza de prosperidad para las familias. (CR)






Fuente: LIC. CELENIA RODRÍGUEZ https://www.facebook.com/DanliEnContacto

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba