Saltear al contenido principal

Por: León Rojas Caron. (1/2). Lucila Gamero Moncada, nació en el pueblo de Danlí el 12 de junio de 1873; fue hija del Doctor Manuel Gamero y de doña Camila Moncada; su hermano Manuel Adalid Gamero Moncada fue un reconocido músico; ella se casó a los 24 años en 1897 con el hacendado Gilberto Lorenzo Medina y Medina; y, falleció a los 89 años el 23 de enero de 1964, en Tegucigalpa, Honduras.

Lucila Gamero posa con su inseparable sombrilla

Su familia y entorno contribuyeron a la prestancia cultural del municipio ganadero y cafetero de Danlí, un valle situado entre colinas, su padre fue médico y ella ejerció como tal.

REFORMA LIBERAL, Se inició en Centro América en la década de 1870, su principal promotor fue Justo Rufino Barrios de Guatemala, extendió su influencia a todos los países de la región. En Honduras con Marco Aurelio Soto y Ramón Rosa a partir de 1876 se instituyó la separación entre Iglesia-Estado, la administración pública, la libertad de cultos, educación popular gratuita, obligatoria y laica y el fomento a la inmigración.

Fotografía de Lucila Gamero con el hacendado Gilberto Lorenzo Medina y Medina. Se casó con él a los 24 años en 1897.

ESCUELA. A sus 13 años en 1886 fue alumna del profesor guatemalteco Pedro Nufio quien poco después dirigió el Colegio de Danlí. En la hacienda de sus abuelos las criadas le contaban cuentos de brujas, duendes y cadejos.

LIBRE PENSADORA. Fue mujer de muchas facetas, una liberal que escrutó sensaciones y percepciones; el «yo», el subconsciente y el «ello» sexual, las conductas individuales y el comportamiento social.

SU PLUMA. Juzgó la idiosincrasia de su comunidad urbana y entorno rural; a la iglesia católica, sus curas, el falso celibato y el fanatismo religioso; y, la administración de justicia y la corrupción de sus jueces nombrados por componendas.

Lucila posa con sus hermanos Abel, Gilberto y Carlos.

IDEAS. Creyó firmemente en la libertad de conciencia, en la separación de estado e iglesia, en la educación laica, gratuita y obligatoria. No obstante, se casó por la iglesia como lo imponían los usos y costumbres de la época en un pequeño pueblo rural.

AUTOBIOGRAFÍA. La escribió en 1949 a sus 76 años, dejó recuerdos de su alborada, ligeras referencias de sus obras y su percepción naturalista o panteísta del Dios impuesto por la colonización española, textualmente dijo:

PANTEÍSTA. «He sido y sigo siendo entusiasta amante y admiradora de la naturaleza en todas sus múltiples manifestaciones, puesto que para mí ella es la gran fuerza creadora y destructora, el admirable espíritu incomprensible y sabio, sinónimo de universo, a quien llamamos Dios, y cuyas leyes inexorables se cumplen. Nosotros somos, como los átomos, parte integrante del cosmos». Sostiene: «La única que siempre es nuestra que nos pertenece en cualquier parte que nos encontremos. Ella es nuestra “Gran Madre” la sacerdotisa excelsa que todos los días gratuitamente oficia para sus hijos en el inmensurable templo que es el universo».

Manuel de Adalid Gamero Moncada, Danlí, 1872, Tegucigalpa, 1947; músico y agrimensor. Realizó estudios de música en Guatemala. Director de la Banda de los Supremos Poderes. Inventor del Orquestrófono.

ACOTACIÓN. Su panteísmo lo patentiza cuando exalta que el sol juntamente con el planeta tierra genera la «madre naturaleza». O sea, que la «materia crea la idea» pues la nada o un Dios no puede crear la materia.

ÁLTER EGO, En su famosa novela romántica «Blanca Olmedo», alusiva al año 1900 y que escribió a sus 29 años en 1903, desdobla su personalidad y proyecta su «álter ego» en la primera época y en el tiempo en el que le correspondió vivir; su entorno social, el carácter de la gente urbana y rural, usos y costumbres, vicios e inmoralidades.

Camila Gamero Moncada hermana de Lucila.

TRAMA. La novela que publicó hasta en 1908, tiene como trama un romance en la alta sociedad, conformada por médicos, abogados, jueces, curas, hacendados y propietarios en un ambiente pueblerino y agreste; y, gira alrededor de un amor truncado por intrigas, adversidades y enfermedades. La trama romántica la componen enamoramientos caballerescos, intrigas por celos y despecho, en donde Lucila pone de manifiesto su yo y su subconsciente, su «ello» o inconsciente sexual; su percepción lógica que estaba encima de sus prejuicios y catequización católica que nubla el pensamiento crítico.

COSTUMBRES. Retrata literariamente las clases sociales, costumbres sociales y refinamientos de su época; el fanatismo religioso, creencias, temores y supersticiones y la justicia en manos de personas indignas, y analiza perfiles psicológicos de la canalla social y de los devotos cristianos.

Lucila Gamero de Medina escribiendo sus memorias en 1949 a sus 76 años

TESTIMONIO. Deja testimonio de los avances de la ciencia, educación, carretera, comunicaciones telegráficas que fueron inauguradas en 1877; del arte de la fotografía en 1887, de un timbre eléctrico; etc.

SUS OBRAS: «Páginas del Corazón» (1897), «Adriana y Margarita» (1897), «Blanca Olmedo» (1900), «Aída novela regional» (1912), «Betina» (1941), «Amor Exótico» (México, 1954), «La Secretaria» (México 1955), «El dolor de amar».

Lucila Gamero de Medina adulta
PEDRO NUFIO, nació en Guatemala en 1862 y llegó al municipio de Danlí en 1884 a organizar una escuela; fue el impulsador de su desarrollo cultural; fue artista fotógrafo y maestro de la escritora y novelista liberal Lucila Gamero; Fue Director de la Escuela Normal de Varones hasta 1915, se retiró por motivos de enfermedad y murió el 16 de marzo de 1916.
En el año de 1667 se fundó el pueblo de Danlí y estaba bajo la jurisdicción de Tegucigalpa; obtuvo la categoría de municipio el 24 de septiembre de 1820, su nombre significa “agua que corre por un lecho de arena” y es conocida como la “ciudad de las Colinas”.
León Rojas Caron autor de esta semblanza sobre Lucila Gamero y su novela insignia “Blanca Olmedo”.

Fuente: https://www.facebook.com/profile.php?id=100009194777394

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba