Saltear al contenido principal

La violencia de los monos callejeros que viven en algunas zonas de la India no es una leyenda urbana. Los ataques de macacos a personas van en aumento, cada vez son más violentos y en los últimos meses han dejado varias víctimas mortales.

Los ataques de monos callejeros van en aumento en la India. (Crédito: Getty)

El último caso se produjo en noviembre de 2018 cuando uno de estos animales arrebató un bebé de tan solo 12 días de los brazos de su madre en la ciudad de Agra. El recién nacido apareció cubierto de sangre y murió en el hospital a consecuencia de las heridas que le había provocado el animal.

Pero este no es un caso aislado sino que, tan solo un mes antes, un hombre de 72 años murió tras el ataque de un grupo de monos con piedras y ladrillos.

Estos sucesos se producen desde hace muchos años. Por este motivo, las autoridades indias trabajan desde 2004 para intentar atajar el problema esterilizando tanto a los machos como a las hembras. Se les captura, se les opera y se les vuelve a dejar en libertad.

Este método ha hecho que la población se haya reducido de 3,2 millones en 2004 a 2,1 millones en 2015 pero lo que no se ha reducido son los ataques violentos. La explicación está en el propio método de esterilización ya que al separarlos del grupo para operarlos rompen el vínculo comunitario y al volver al hábitat natural lo hacen más violentos y temperamentales.

Las autoridades indias trabajan para frenar el problema esterilizando a estos animales. (Crédito: Getty)

Ahora, las autoridades trabajan en la búsqueda de un nuevo método de esterilización. Hasta que den con la solución, los expertos recomiendan a la población métodos preventivos para evitar los ataques de los monos callejeros como no darles comida ni sobras, evitar el contacto visual, no mostrarles los dientes, tapar los tanques de agua o los cubos de basura.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js


FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba