Saltear al contenido principal

Jamaica –  Peter Gayle, un hombre de 48 años, perdió una pierna después de que sufrió el ataque de un cocodrilo mientras se encontraba en una playa de Jamaica.

Imagen relacionada

El hombre, de profesión electricista, se encontraba trabajando y decidió que tomaría un descanso en la playa.

Fue cuando decidió meterse a nadar y al salir del agua sintió un obstáculo, en ese momento se dio cuenta de que un cocodrilo le había mordido una pierna.

Gayle quiso pedir auxilio pero no encontró a nadie en la playa en esos momentos, por lo que el cocodrilo lo mantuvo retenido por la pierna unos 10 minutos hasta que, de repente, lo soltó.

Sin embargo, el peligro no había pasado pues el hombre, que quedó malherido por el ataque, huyó para tratar de alejarse, pero las heridas no le permitían caminar rápidamente del animal que lo perseguía por la playa.

Gayle encontró un refrigerador abandonado y se metió en él. Al interior comenzó a hacer maniobras para detener la hemorragia, sin conseguirlo.

El hombre tuvo que pasar toda la noche escondido dentro del refrigerador; ocasionalmente hacía ruidos para asustar al animal y alejarlo.

Al día siguiente, Gayle fue rescatado por unos jóvenes que caminaban por la playa quienes se dieron cuenta del estado del hombre y llamaron a los servicios de emergencia.

Aunque fue trasladado a un hospital cercano, los médicos no pudieron hacer nada por salvarle la pierna y tuvieron que amputarla.

document.getElementsByClassName(“wp-post-image”)[0].style.display=”none”;


FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba