Saltear al contenido principal

La alimentación es uno de los grandes desafíos, a los que nos enfrentamos como especie. Y a largo plazo es el más importante, junto al cambio climático. Para intentar responder hoy a las preguntas de las próximas décadas, la próxima semana comenzará Foodture, un evento que se centra en la sostenibilidad, la nutrición, los recursos y el mundo digital.

El evento será online entre el 20 y el 24 de octubre y del 24 al 6 de noviembre para las ponencias presenciales. Y una de las fundamentales será vinculada al futuro del agua.  Jay Famiglietti, experto en hidrología de la Nasa señaló recientemente que “la seguridad del agua dulce, y por lo tanto la seguridad alimentaria mundial, tiene un riesgo mucho mayor que el que alguna vez imaginamos”. Según sus estudios, nos enfrentamos a un momento de escasez de agua mucho mayor que las sequías y las fuentes a las que podemos acceder han cambiado (y se han reducido) a un ritmo sin precedentes en las ultimas dos décadas.

Actualmente, más de la mitad de la población de nuestro planeta se enfrenta a una escasez de agua severa. En muchas áreas, las extracciones superan los recursos hídricos locales mientras que el uso del agua ha aumentado a más del doble de la tasa de aumento de la población en el último siglo, según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura).

En este contexto crear estrategias de uso renovable y con vistas al futuro de este recurso finito, resulta fundamental. Y eso es lo que se evaluará en Foodture. Allí irán organizaciones como Warka Water, que utilizan técnicas ancestrales para crear estructuras capaces no solo de capturar gotas de rocío sino de hacerlo en condiciones extremas de pobreza con fines humanitarios. Esta solución se inspiró en la tecnología israelí de WaterGen, que proporciona dispositivos generadores de agua que capturan la humedad ambiental en grandes cantidades para uso en la ciudad.

Pero no solo se trata de evaluar cómo conseguir agua, sino también el cuidado que hay que tener con las fuentes del líquido elemento. En Foodture se hablará sobre alternativas, como Notpla, que desarrolla envases que se biodegradan para ayudar a las empresas a desarrollar soluciones respetuosas con los ríos y mares o Ecoalf, una firma que solo recurre a fibras recicladas para producir ropa y que destina un 52% de sus ganancias (de allí el nombre) a preservar los mares del planeta.

FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba