Saltear al contenido principal

Una estudiante de 22 años cayó a más de 12 metros de altura por querer tomarse una selfie panorámica con la ciudad de Nueva York de fondo.

Sydney Paide Monfries subió a la torre del reloj de la Universidad de Fordham, en El Bronx, junto a otros amigos a pesar de que estaba prohibido.

Sydney Monfries murio por tratar de tomarse una fotografía. (Foto: Facebook)

El domingo 14 de abril, cerca de las 2 de la madrugada la joven tomó la fatal decisión de tomar una fotografía que le costó la vida.

Al caer tuvo una fractura craneoencefálica, incluso los paramédicos lograron resucitarla en el lugar pero la joven originaria de Portland Oregon, murió en el hospital. 

La joven murió en el hospital. (Foto: Facebook)

Sydney era becaria de la revista InStyle y estudiante de periodismo y estaba apunto de graduarse. Joseph McShane, presidente de la escuela, indicó que la joven recibirá una licenciatura póstuma que entregarán a los padres.

“Nuestros corazones están con los padres de Sydney, su familia y amigos”, cerró.

“No hay palabras suficientes para describir la pérdida de alguien tan joven y lleno de promesas, a solo semanas antes de la graduación”, aseguró.

La joven estudiaba en Fordham. (Foto: facebook)

La torre es un lugar prohibido para los jóvenes pero esto no detiene a estudiantes curiosos de apreciar la vista.

“Es una cosa de alto nivel ir al edificio más popular del campus”, explicó Priscilla Morales, estudiante de psicología al New YOrk Times.

“Supimos que la puerta estaba abierta o había otro acceso, por lo general van por la noche, alrededor de la 1 o 2 de la mañana apara beber y disfrutar la vista”, afirmó.

document.getElementsByClassName(«wp-post-image»)[0].style.display=»none»;


FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba