Saltear al contenido principal

La cocina también es ciencia, y las recetas, más allá de términos vagos como “un puñadito de sal”, pueden codificarse bajo formulaciones exactas y precisas.

Y eso es lo que ha pretendido la Royal Society of Chemistry y la British Cheese Board a la hora de determinar de la forma más exacta posible cómo debemos derretir el queso sobre una rebanada de pan.

Fórmula del éxito

Para determinar la fórmula, se llevó a cabo una serie de pruebas en las condiciones de la parrilla, cambiando solo una variable a la vez, tal como un científico lo haría en el laboratorio.

Para medir qué hace que el queso sea ‘perfecto’ en una tostada, se evaluaron tres componentes diferentes: la consistencia de la temperatura del queso derretido en la rebanada, la textura del queso y el sabor. La respuesta presentada indica la siguiente fórmula:

Formula For The Perfect Che Tcm18 233990

Lo que esta fórmula revela, según Ruth Neale, ejecutiva científica de la Royal Society, es que:

La rebanada perfecta se puede hacer derritiendo 50 gramos de queso duro rebanado, como el cheddar, en una rebanada de pan blanco, de 10 mm de grosor, debajo de la parrilla. El queso tostado debe reposar a una distancia de 18 cm de la fuente de calor, que en nuestra parrilla estaba a una temperatura de 115 ° C, y debe cocinarse durante cuatro minutos para lograr la consistencia y el sabor perfectos.

Esta fórmula, naturalmente, es una suerte de truco publicitario para explicar el método científico y propiciar que la gente se interese por la química. Pero si significa queso tostado más sabroso, probablemente nos parezca a todos una forma muy interesante y sabrosa de divulgar la ciencia.



FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba