Saltear al contenido principal

 

Los rumores comenzaron a volar hace casi seis años, la Fuerza Aérea tenía un nuevo avión ISR (inteligencia, vigilancia y reconocimiento) conocido como RQ-180. Se suponía que este avión sería un reemplazo para el programa Blackbird que terminó hace tiempo. Se dice que Northrup Grumman fabricó el escurridizo ave de guerra. Si bien el proyecto ha estado envuelto en misterio, el progreso en la reorganización y equipamiento de las unidades terrestres parece indicar que el esquivo dron finalmente está operativo.

Por Benjamin Minick | ibtimes.com

Traducción libre del inglés por lapatilla.com

Ya en 2010, ha habido reclamos del desarrollo y prueba de un avión que se parecía a un B-2 Liberty Stealth Bomber. Más tarde se supo que probablemente era el B-21 Raider, y la historia pareció desvanecerse.

Pero los cambios recientes en las maniobras de personal y equipo parecen corroborar la creación de una nueva unidad en la Base de la Fuerza Aérea Beale en California. El nuevo grupo ha sido bautizado como el 427º Escuadrón de reconocimiento.

No ha habido confirmación oficial de la designación de la unidad por parte de la Fuerza Aérea, pero los documentos públicos cuentan otra historia.

En 2007, Northrup Grumman comenzó a trabajar con la USAF en un nuevo diseño completo con un ala de 172 pies de largo y dos motores derivados del CF34 de General Electric, y capaz de transportar 10 mil libras de carga. Fue desarrollado bajo el programa LOBstar, un experimento llevado a cabo entre el fabricante del avión y el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea conocido como SensorCraft.

 

 

Bajo la apariencia de este programa, se estaba produciendo el RQ-180. En 2009, la USAF comenzó los preparativos para un proyecto en Groom Lake Nevada. Esto incluyó la construcción de un nuevo complejo de hangares, lo suficientemente grande como para albergar un avión con una envergadura enorme.

Para 2010 ya estaba siendo probado y producido. Las fuentes indican a International Business Times que se han probado y volado siete generaciones del nuevo avión, el último de los cuales tuvo lugar en 2015 en la Base Edwards de la Fuerza Aérea en California.

Mientras todo esto sucedía, la USAF estaba desmantelando, combinando y organizando nuevas unidades. Esto no es nada nuevo en la vida militar, pero lo extraño ocurre cuando todo el equipo va de un lugar a otro, con el mismo personal. Todo desaparece y aparece algún tiempo después con una nueva designación de unidad y sin misión oficial. Esto solo ocurre cuando se está produciendo un avión, y los pilotos están siendo entrenados para volarlos. Todo tipo de nuevas tecnologías y personas comenzaron a aparecer en Beale.

En abril de este año, se abrió un nuevo Centro de Control de Misión Común en la base. Según fuentes cercanas al proyecto, el nuevo centro “proporcionará a los combatientes productos y servicios escalables y adaptables para su uso en entornos en disputa”, dice la Fuerza Aérea. “Utilizando software, hardware y máquinas humanas, el centro podrá administrar la productividad, acortar la cadena de ejecución de tareas y reducir la comunicación intensiva en humanos”.

Esta es la configuración para una estructura de comando capaz de soportar un nuevo avión ISR. ¿Es esto una coincidencia?

The post El RQ-180, escurridizo y sigiloso dron de Estados Unidos, ¿ya está operativo? appeared first on LaPatilla.com.


FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba