Saltear al contenido principal

El baño es la parte más complicada de limpiar de tu casa. No en vano es el lugar que más agua, cal y suciedad acumula. Por eso es conveniente que tengas siempre en cuenta que la limpieza en esta zona tiene que ser exquisita. Y hay zonas en las que a veces no reparas. Los expertos en limpieza llaman a preocuparse por zonas del baño a las que no miras como el fondo de la taza del wáter. ¿Cómo limpiar esta zona? De una forma muy sencilla.

Pues existen varios remedios que puedes aplicar de una forma fácil y sencilla en tu día a día sin que te lleve demasiado esfuerzo. El más sencillo tiene que ver con el cloro. Y es que basta con que pongas varias pastillas de cloro y las dejes actuar. Y es que casi todos los trucos precisan cierto tiempo por lo que no dudes que lo mejor es llevarlos a cabo a última hora de la tarde para dejar que los productos actúen. Otra opción es echar en esa zona un vaso de bicarbonato y un litro de vinagre y dejarlo toda la noche actuando. Al día siguiente tiras de la cadena y vas a quedar sorprendido por el bueno olor y la sensación de limpio que se le queda al baño. Por encima de todo es una zona de la casa que hay que tener una higiene perfecta.

Si la suciedad se acumula demasiado puede que el tanque de agua que no está del todo limpia. En ese caso tienes que consultar con un experto fontanero que te pueda ayudar a mejorar esa parte del baño.

CORTESÍA FUENTE PERIODÍSTICA

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba