Saltear al contenido principal

El Heraldo

VALLE, HONDURAS.

-Las fuertes lluvias que azotan al territorio nacional cobraron la vida de dos hermanos en Langue, Valle, zona sur de Honduras.

El desbordamiento de la quebrada El Águila arrastró el vehículo en el que se transportaban los hondureños, provocando su muerte por ahogamiento.

Las víctimas mortales fueron identificadas como Emiliano Ávila Santos (53) y María Antonia Ávila Santos (52).

Además, fue rescatado con vida Luis Noé Reyes (54).

El informe del Cuerpo de Bomberos establece que los ciudadanos fueron arrastrados por el fuerte caudal que mantiene incomunicadas las comunidades El Chaparral y El Naranjo.

Los tres iban a bordo de un vehículo, tipo camioneta, con placas AA2408.

Vecinos del sector se mostraron consternados y aseguraron que no pudieron hacer nada porque la fuerza del agua era amenazante.

Los fallecidos radicaban en el caserío Concepción de María en Langue, Valle.

El único sobreviviente era el esposo de María Antonia y cuñado de Emiliano Ávila.

Tras ser arrastrado por la inminente fuerza del agua sufrió heridas en su brazo derecho.

VEA: Temporada ciclónica en el Atlántico inició oficialmente este 1 de junioMás incidentesNo había pasado ni media hora del trágico deceso de los dos parientes, cuando en un sector de El Junquillo carretera hacia El Amatillo, se reportó la caída de otro vehículo en una quebrada.

Sobre este incidente se conoce que el conductor perdió el control del automotor debido a las intensas lluvias que hacen más propensos los derrapes.

Otro conductor sufrió un accidente producto de las copiosas lluvias.

Los remanentes de la tormenta tropical Amanda mantendrán lluvias moderadas con "intermitencia" en el territorio hondureño.

Hasta las 3:00 de la tarde permanecen bajo alerta amarilla los departamentos de Copán, Ocotepeque, Lempira, Intibucá, La Paz, Comayagua, Francisco Morazán, El Paraíso, Choluteca y Valle.

Y la alerta verde se mantiene para Islas de la Bahía, Atlántida, Colón, Gracias a Dios, Santa Bárbara, Yoro, Cortés y Olancho.

FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba