Saltear al contenido principal

Se quedó sin trabajo por el amor

Un policía terminó despedido luego de casarse con una reclusa del penal donde trabajaba. El hombre identificado como Erick S. se enamoró de Ximena M.A., quien cumple 30 años de sentencia por el delito de asesinato en el penal de Palmasola en Bolivia.

Según La Razón, ambos se conocieron en la prisión y el pasado domingo el hombre ingresó al recinto en calidad de “visita” y sin su uniforme.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

Él se casó por civil con Ximena en una ceremonia donde las reclusas se opusieron. Luego que se conoció el incidente, se abrió una investigación abierta por la Fiscalía policial y en “tiempo récord” separaron al agente de las institución.

“El matrimonio no es un delito, sino el hecho que haya ingresado de civil al centro de rehabilitación Palmasola y al interior, haya utilizado el uniforme para casarse”, señaló. Del mismo modo, el personal encargado de la custodia y requisas serán investigados.


FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba