Saltear al contenido principal

Los pacientes que han superado el COVID-19, no pueden festejar el triunfo ya que muchos quedan afectados del olfato, esta enfermedad es conocida como anosmia y hace referencia a la pérdida de este sentido, no tiene tratamiento y es una cruel realidad con la que los sobrevivientes al coronavirus deben vivir, pero ¿aún hay esperanza?

Anosmia, una secuela del COVID-19

Aunque todo suena catastrófico, la buena noticia ante esta grave secuela del COVID-19, es que, este sentido es una realidad del cuerpo humano gracias a las neuronas, y estas tienen la capacidad de regenerarse, ¡vaya noticia!

Así es, Jean-Michel Maillard, el presidente de Anosmie.org, quien perdió el olfato tras un accidente asegura que, no contar con este sentido es terrible, ya que no puedes comer igual que antes y ansias volver a oler el aroma de las cosas más simples de la vida, cómo la esencia de la persona ama, el café por las mañanas, el aroma a hierba recién, ¿te imaginas no poder percibir el aroma de tu comida favorita?

Mujer sostiene la mitad de un limón frente a su nariz.
La anosmia, se refiere a la pérdida del olfato a causa de una enfermedad subyacente. Foto: theconversation.com

Con la finalidad de ayudar, Lariboisière y Rothschild son dos hospitales situados en París, Francia, donde se realiza un estudio llamado “CovidORL”, el cual está analizando la posibilidad de aplicar un tratamiento para la anosmia que consiste en lavar la nariz con cortisona y luego aplicar la reeducación olfativa, y es gracias a este que tienen esperanza.

Por otro lado, se sabe que los pacientes que han superado el COVID-19, al menos en un 80 por ciento recuperan el sentido del olfato antes en el lapso de un mes, así como de 8 a 10 días, luego de haber ganado la batalla contra el virus, ¡qué buena noticia! 

Sin embargo, existe una cantidad de pacientes sobrevivientes al COVID-19 que no han tenido tanta suerte y la anosmia parece ser completa e incurable.



Tratamiento experimental para la anosmia

El director de investigación de neurociencias del CNRS, de la asociación “Anosmie.org”, Hirac Gurden, dio a conocer un tratamiento que está probando para que las personas puedan recuperar el olfato, basando sus expectativas en la capacidad de regeneración que tienen las neuronas, y consiste en elegir 5 aromas de la cocina que más le gusten a la persona, puede ser laurel, tomillo, canela o el que mejor recuerden.

Posteriormente, recomienda oler los aromas elegidos dos veces al día por 10 o 5 minutos, y compartió su sitio web, donde habla sobre el tratamiento con aceites esenciales diluidos, un tratamiento que construyó con las investigaciones realizadas por Thomas Hummel, ¡gran aportación!

TE PUEDE INTERESAR: Coronavirus causa pérdida del olfato o gusto: ¿otro síntoma que vigilar?

Finalmente, Jean-Michel Maillard, aseguró que gracias al tratamiento que ha seguido, por fin puede percibir 10 olores, entre los cuales destaca el aceite esencial de rosa, el cigarrillo, el pescado e incluso, añadió feliz:

“…he encontrado un perfume que puedo oler.”



Con información de www.portafolio.co.



CORTESÍA FUENTE PERIODÍSTICA

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba