Saltear al contenido principal

El coronavirus ha cambiado nuestra manera de afrontar nuestro día a día. Las mascarillas y los geles hidroalcohólicos se han convertido en aliados inseparables que nos acompañan a lo largo del día. Nuestros trabajos, al igual que nuestras aficiones y hobbies, han sufrido modificaciones para adaptarse a los que ha denominado ‘nueva normalidad’.

Entre esas cosas que se han visto afectadas encontramos las tiendas y comercios de ropa. Para aquellos que desean ahorrarse tiempo y esfuerzo, apuntamos unos trucos que ayudarán a saber si un pantalón es de tu talla sin necesidad de probártelo.

En líneas generales todos sabemos qué tipo de prenda es de nuestro gusto y nos favorece más. En función del tiro del pantalón, el tipo de tela, de patrón o incluso el color nos puede quedar mejor o peor. En cambio, acertar con la talla perfecta suele ser una tarea más complicada, más si no eres un comprador habitual y no tienes la destreza de otros clientes.

Seguro que más de una vez te has cuestionado por qué si compras unos pantalones de una marca concreta utilizas una talla y si cambias de firma, necesitas dos tallas más. La proporcionalidad de nuestro cuerpo, que es en lo que se basan los siguientes trucos, es la mejor manera de acertar con la talla de la ropa.

CÓMO SABER SI TE QUEDA BIEN UN PANTALÓN

El primer consejo que te acercamos para evitar que te tengas que probar los pantalones en tiempos de coronavirus consiste en enrollar la cintura del pantalón o falda alrededor del cuello, como si se tratara de una capa. Si la cintura de la prenda cierra justo al perímetro, entonces has acertado con tu talla. Si no llega o sobra tela, deberás escoger otra medida.

Otra forma de conocer si se trata del pantalón ideal es la de cerrar el puño y comprobar si tu antebrazo y el puño caben dentro de la cintura del pantalón. Si se ajusta al tamaño y no sobra tela ni falta, será una prenda que se ajuste a tu talla.

CÓMO SABES SI UNA CAMISA ES DE TU TALLA

También existen tips para ahorrar tiempo y aumentar la seguridad frente al Covid-19 a la hora de acertar con la talla de las camisetas. Para ello, debes coger la prenda de la costura de los hombros y llevarla hasta los tuyos, justo donde se unen con los brazos. Mantén la espalda recta y levanta un poco el pecho. Si te cuadra, es tu talla.

CALZADO Y CALCETINES

El antebrazo, también nos sirve para medir el calzado: tan solo tienes que poner la suela encima de la parte posterior del brazo y ver si coincide. Normalmente la medida del antebrazo suele ser igual a la del calzado.

Si por otro lado, quieres saber si unos calcetines son de tu talla (este truco es idóneo para bebés o niños), enrolla alrededor la parte del pie del calcetín. Si la punta y el talón se tocan sin que tengas que tirar y no se montan los extremos, son de tu talla.

Si no quieres arriesgarte a comprar una prenda sin probártela por miedo a que no aciertes con la talla, puedes probar con la ropa que tienes en tu armario. Intenta realizar estos trucos en casa y ¡verás cómo funcionan! También queremos resaltar que el Boletín Oficial del Estado (BOE) los probadores y la ropa de los comercios deberán ser desinfectados tras cada uso, por lo que, no deberían existir mayores riesgos.

CORTESÍA FUENTE PERIODÍSTICA

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba