Saltear al contenido principal

Una pandemia es un momento de ansiedad para las personas con asma y alergias como la rinitis y conjuntivitis alérgica, dermatitis, alergias alimentarias y otras afecciones. Incluso sus síntomas y reacciones pueden confundirse con Covid-19. Los alergólogos pueden ayudar a aliviar las preocupaciones de los pacientes al identificar las diferencias entre ambos haciendo evaluaciones de salud y brindando un diagnóstico adecuado.

“Es importante estar en contacto frecuente con los médicos a los fines de solicitar información clara y actualizada sobre COVID-19 y las formas en que podría afectar sus alergias”, destacó el doctor Maximiliano Gómez, presidente de la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica (AAAeIC).

El distanciamiento social es una de las medidas adoptadas, por eso las atenciones alergológicas pueden ser dirigidas virtualmente excepto en casos graves, como inmunodeficiencias, alergias severas como anafilaxias o asma inestable o exacerbada. Los profesionales ofrecen consultas mediante telemedicina a través de plataformas de video llamadas. De esta manera, se mantiene el seguimiento de la historia clínica de los pacientes. Mantener un tratamiento regular permite el control de las enfermedades y previene visitas a guardias, clínicas y hospitales.

ASMA BRONQUIAL

Es fundamental que los pacientes asmáticos tengan su enfermedad bajo control ya que se reducen las posibilidades de crisis o exacerbaciones, y por consiguiente, el empeoramiento por coronavirus. “El asma y las alergias deben mantener su tratamiento regular, inclusive si estuvieran realizando tratamientos biológicos, los cuales deben suspenderse sólo en caso de infección por SARS-CoV-2, mientras dure la misma”, remarcó el doctor Pablo Moreno, de la AAAeIC.

Una de las terapias indicadas por los alergólogos, como única herramienta comprobada que minimiza el curso de las enfermedades alérgicas es la inmunoterapia con alérgenos que durante la pandemia no está contraindicada.

TABAQUISMO

Los pacientes con Epoc que continúan fumando tienen una progresión grave de Covid-19 en comparación con los no fumadores. El tabaquismo deja al organismo en condiciones vulnerables para luchar frente al coronavirus al empeorar la función pulmonar, además de aumentar el riesgo de las enfermedades críticas tales como cáncer, diabetes, hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares.

¿ES COVID?

“Esta época del año representa un reto para quienes tienen alergias y más aún con el temor del Covid”, sostiene el doctor James M. Huffman, oftalmólogo del centro de Kentucky. “Los síntomas de personas infectadas con coronavirus pueden diferir de una persona a otra con base en su enfermedad. Con esa información variable puede haber confusión si no está seguro de lo que debe buscar”.

Una de las formas más fáciles de saber la diferencia entre la alergia y los síntomas del coronavirus es ver sus ojos. Si están rojos, llorosos o con prurito, es probable que sean signos de alergia. Por lo general, los síntomas del coronavirus no causan estas molestias de prurito y ojos llorosos.

“Otra diferencia importante entre los síntomas de alergia estacional y síntomas de coronavirus es tener fiebre”, según explica Huffman. “Quienes sufren de alergias no tienen fiebre como síntoma, mientras que los pacientes con coronavirus suelen presentar fiebre”.

Hay algunos informes de que las personas con coronavirus pueden desarrollar ojo rojo (conjuntivitis). Los síntomas se ven como los típicos de la conjuntivitis. Sin embargo, las alergias pueden causar los mismos síntomas oculares, incluyendo el ojo rojo y el prurito. Entonces ¿Cómo saber cuál es la diferencia?

Por lo general, la conjuntivitis alérgica afecta ambos ojos con prurito, ardor y enrojecimiento. Se pueden sentir arenosos, como si tuviera algo dentro del ojo y podría haber alguna inflamación alrededor de los ojos. Es probable que se tengan también otros síntomas de alergia como nariz llorosa y estornudo. Otra cosa que se puede observar de la conjuntivitis alérgica es que se tiene cada año más o menos en la misma época.

A diferencia de la conjuntivitis alérgica, la conjuntivitis viral suele ser un incidente aislado. Causa también ardor y ojo rojo, pero hay también, por lo general, un flujo (que se puede sentir ligeramente más grueso y más pegajoso que las lágrimas).

Los médicos sospecharían la posibilidad de coronavirus si tuvieran síntomas de conjuntivitis junto con: fiebre, tos, respiración corta o dificultad para respirar, color azuloso en los labios o en la cara, dolor y presión en el tórax, cansancio excesivo o la sensación de que puede colapsar si se pone de pie, pérdida de olfato y gusto, sensación de confusión. Otros posibles síntomas del coronavirus que no se encuentran con las alergias incluyen diarrea y náusea.

DUDAS

Respecto de cómo actuar, el experto recomienda: “Si los síntomas de alergia ocular no están acompañados de síntomas importantes de coronavirus (fiebre, problemas graves de respiración, tos y otros ya numerados), intente tratar sus síntomas de alergia como lo haría normalmente. Si tiene síntomas de conjuntivitis sin síntomas de coronavirus, intente estos consejos para obtener alivio. Si aún le preocupan sus síntomas oculares, consulte a su oftalmólogo”.

En tanto, si los síntomas de alergia incluyen los síntomas de coronavirus ya mencionados, aconseja llamar al médico de atención primaria de inmediato para solicitar indicaciones, en especial si se tienen problemas respiratorios, dolor o presión en el tórax, o fiebre.

Por último, recuerda que para cuidar los ojos es muy importante lavarse la manos  con frecuencia y debidamente y evitar tocarse los ojos o la cara.



CORTESÍA FUENTE PERIODÍSTICA

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba