Saltear al contenido principal

Estamos atravesando la primera gran ola de calor del verano, la cual está dejando temperaturas de más de 40 grados en buena parte de la geografía española. Ante esta situación, conciliar el sueño puede parecer una misión prácticamente imposible. Pero si tienes en cuenta los siguientes consejos lograrás un descanso de calidad.

Fibras naturales

Una de las principales claves para dormir bien en verano es utilizar fibras naturales, que favorezcan la transpiración y oxigenación del cuerpo. Las sábanas deben ser 100% algodón para evitar que el calor se condense y la sudoración sea mayor.

Vaso de agua con limón

Antes de irte a dormir toma un vaso de agua con un poco de limón. Una bebida 100% natural, muy saludable, que aporta frescor.

Ventilación de la habitación

A pesar de que haga calor en la calle, es muy aconsejable ventilar un poco la habitación justo antes de irse a dormir. Lo ideal es hacerlo a partir de las 23:00, cuando la temperatura baja ligeramente. De esta manera se elimina la condensación por el calor.

Ducha de agua tibia

Hay quienes creen que una buena ducha de agua fría antes de meterse en la cama es la mejor solución para dormir bien en verano. Pero nada más lejos de la realidad. Si el cuerpo está muy caliente y te duchas con agua fría lo único que vas a conseguir que el organismo empiece a generar calor para equilibrar la temperatura corporal, generando el efecto contrario. Lo ideal es que la ducha sea de agua templada.

Cena ligera

Y, por último, mientras dure la ola de calor evita las cenas copiosas y abundantes. Para dormir bien lo ideal es cenar un par de horas antes de meterse en la cama, apostando por alimentos frescos y ligeros.

FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba