Saltear al contenido principal

El proyecto de reformas electorales estará arribando al Congreso Nacional a más tardar en marzo, con cuatro grandes novedades: No hay restricciones para la inscripción de nuevos partidos, pero al mismo tiempo le quita a los partidos minoritarios el manejo de las credenciales para las mesas receptoras.

“La reforma no es restrictiva para el surgimiento de nuevos partidos, esto está garantizado en la Constitución de la República y en los sistemas democráticos”, dijo Arístides Mejía, quien asesora el proyecto de enmiendas.

En este sentido, las solicitudes de inscripción de diez nuevos partidos seguirán su curso normal y disponen hasta abril, para presentar todos los requisitos ante el Consejo Nacional Electoral (CNE).

De obtener el visto bueno del ente colegiado, Honduras se convertiría en el tercer país del continente con más partidos políticos, 21 en total.

La iniciativa, agregó Mejía, se encuentra avanzado en un 80 por ciento y será entregada a la comisión legislativa de asuntos electorales, para que a su vez lo introduzca al pleno.

El presidente del Congreso, Mauricio Olvia, anticipó en el debate para marzo, a fin de poder contar con las reformas para las elecciones primarias de marzo y las generales del 2021.

“Bajo el nuevo esquema se pone fin al tráfico de credenciales que tanto denuncias de fraude generó en todos los procesos”, agregó el también expresidente del otrora Tribunal Supremo Electoral (TSE), ahora Consejo Nacional Electoral (CNE).

En estas comisiones han participado expertos de los diferentes partidos en el Congreso por lo que se espera que no tenga objeciones al momento del debate en las diferentes bancadas, agregó.

Frente a esto, Mejía dijo que el principio de las reformas es “garantizar la existencia de los partidos minoritarios, facilitar la inscripción de nuevas formaciones políticas y que reciban apoyo financiero del Estado”.

Con 21 partidos inscritos, las elecciones generales costarían más de dos mil millones de lempiras, según estimaciones conservadoras de los expertos.

Además, los partidos necesitarán por lo menos 800 mil delegados en las mesas receptoras.

Mejía cree que hay diversas motivaciones que alientan el surgimiento de los partidos políticos, desde planteamientos ideológicos hasta “gente que solo representan el interés personal y que ven la política como oportunidad de manejar recursos”.

CONTENIDO DEL PROYECTO

Con excepción de la reelección y la segunda vuelta, sobre la que no hay acuerdo hasta ahora, las otras propuestas gozan del respaldo de los partidos Nacional, Libre y Liberal con mayoría (más 86 votos) en la Cámara Legislativa.

Conforme al proyecto, las reformas en cuestión plantean la escogencia de los delegados de las mesas por sorteo, pero solo para los tres partidos mayoritarios y dos suplentes para los partidos minoritarios. En total, serían cinco delegados.

La presidencia, secretaría y escrutador quedarían en poder de los partidos mayoritarios y los otros dos suplentes fungirían como fiscales.

En virtud de las dos propuestas, la Cámara Legislativa decidirá la más idónea pero en todo caso desaparecerá la entrega de credenciales en blanco a propuesta de los partidos políticos, como se ha venido estilando hasta ahora.

SISTEMA DE TRANSMISIÓN

La segunda gran reforma es la seguridad en el sistema de transmisión de resultados y cómputo de los votos.

Aquí, los proyectistas proponen la contracción de una empresa con debida anticipación y que los tres especialistas de los partidos mayoritarios puedan vigilar todo el proceso para evitar las famosas “caídas” del sistema durante el cómputo.

El proyecto contempla además, como reforma prioritaria, la depuración del censo electoral y la nueva identidad. Este proceso de recolección de los nuevos datos de los hondureños debería hacerse a partir de marzo hasta septiembre.

LAS REFORMAS CLAVES
1) Selección por sorteo a ciudadanos para las mesas electorales, según el sector, barrio o comunidad.

Una segunda propuesta es acreditación por sorteo para los tres partidos mayoritarios y dos suplentes de los partidos emergentes.

2) Depuración del Censo Electoral y nueva tarjeta de identidad

3) Sistema de Transmisión de Resultados confiable contratado con anticipación.

4) Segunda vuelta electoral (no consensuada)



FUENTE

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deje un comentario

Volver arriba